948 19 99 99

Nuestros ojos sufren en el día a día más de lo que nosotros pensamos, y es por ello que debemos prestar especial atención a cómo cuidar la vista. Aquí te dejamos unos consejos para mantener tus ojos sanos y tu vista despejada durante todo el día:

 

Acude con regularidad a consultas con tu oftalmólogo

Es de vital importancia que te pongas en manos de un especialista cada cierto tiempo si quieres mantener una buena salud visual. Lo ideal es elegir una fecha concreta para no olvidarlo y repetir cada año.

 

Aprovecha las horas de luz natural

Está demostrado que la luz natural del sol es más beneficiosa que la luz artificial de lámparas y focos. Por ello recomendamos aprovechar las horas de sol e intentar recurrir menos a luces industriales.

 

Cuida tu alimentación

La alimentación influye en la calidad de tu vista así como en el cuidado del resto del cuerpo, por lo que controlar lo que comemos nos ayudará enormemente. Las vitaminas A, B6 y C son beneficiosas para la salud visual, por lo que se recomienda consumir alimentos que las contengan. Encontrarás estas vitaminas en alimentos lácteos y de origen animal, en legumbres y en frutas y verduras como la zanahoria, el albaricoque o el mango.

 

Descansa la vista

Es muy importante darle a nuestros ojos unos minutos para reposar después de todo el esfuerzo del día. Lo ideal es prestarles unos 30 segundos de descanso por hora. Además, si llevas lentillas es recomendable no abusar de ellas durante todo el día y limitar su uso a un máximo de 6-8 horas. Las lágrimas artificiales también te ayudarán a descansar los ojos y evitar el resecamiento.

 

Utiliza gafas homologadas

Cualquier gafa de sol o de vista que compres debe estar homologada y proteger de los rayos UVA y UV. Esta homologación debe tener el sello de la UE.

 

Mantén distancia entre tus ojos y cualquier pantalla

Sepárate de tus dispositivos con pantalla para que no causen daños en tus ojos. Se recomienda más de 30 centímetros con el móvil, 40 centímetros con el ordenador o tablet y al menos el doble del ancho de la pantalla con tu televisión.

 

Descansa del rímel y el maquillaje

Llevar nuestros ojos maquillados a diario propicia la aparición de infecciones y problemas oculares, por lo que lo ideal es dejar que descansen de vez en cuando.

 

Acude a oftalmólogo si tienes cualquier problema

Aunque sea algo pasajero, es imprescindible visitar a un especialista si notamos alguna molestia. Tus ojos son una parte vital de tu cuerpo, así que no lo dejes pasar.